lunes, 1 de agosto de 2016

Aquel 19 y las noches de un Cali pachanguero

Vivir las rumbas de fin de semana en Cali es una hermosa locura cargada de múltiples encantos. De lo que se trata es de estar en varias noches dentro de una, donde distintos ambientes fiesteros construyen un universo cultural cargado de pasión e historia. Conocí esta ciudad gracias a lo que cuenta la salsa de bandas como Grupo Niche o Guayacán y un poco a través de la literatura. Sin embargo, hay que estar en ella para entender muchas cosas. A Cali es mejor vivirla.  

Fue pertinente hacer un recorrido, sobretodo después de escuchar a un taxista decir que "en Cali uno dice que no sabe bailar y no le creen". Me llegó la necesidad de entrar a barrios tradicionales, de esos que los caleños llaman bravos y donde debes andar con cuidado. Por ejemplo Barrio Obrero, allí sientes que retrocediste en el tiempo. Lo dicen sus casas, que a primera vista me parecieron de las décadas de 1920 y 1930. Allí encuentras bares-museos donde la pachanga es la reina y se baila con entusiasmo. En otros lugares impera el boogaloo y otras expresiones que fusionan la música cubana con matices del soul norteamericano. Es impresionante ver a los bailadores llevar pasos de rock n´roll y charleston en tiempo de guaracha y son. También hay pistas que se llenan de la salsa brava nuevayorquina, combinada con la que se ha grabado en Colombia y otros lugares.



De todos, un lugar llamó poderosamente mi atención. La Matraca lleva 72 años de existencia, de los cuales 52 ha sido punto donde se escucha y baila tango y el repertorio de La Sonora Matancera. Así de diversa es la vaina.

Por cierto, La Sonora Matancera es venerada. Cada uno de sus cantantes emblemas tiene su legión de admiradores. Es el caso del dominicano Alberto Beltrán, cuyo tema El 19 es parte de la banda sonora caleña. Lo es porque un 19 de diciembre el equipo de futbol América de Cali, ganó su primera copa. Desde entonces Beltrán pasaba a cantar por allí: Oye lo que quiero decirte/ fechas hay en la vida que nunca podemos jamás olvidar...

1 comentario:

  1. mi extrañada "Mechita". Amé el fútbol con el América de Cali y su pléyade de jugadores, símbolo de mi generación. A pesar de ser bogotano, siempre me gustó el América y todo comenzó por un partido que mi padre me llevó a ver entre los "Diablos Rojos" y su adorado Atlético Bucaramanga.
    Una goleada me enganchó a la escuadra escarlata para siempre.
    Es verdad, Aquel 19 es el himno del América de Cali.

    ResponderEliminar