sábado, 30 de julio de 2016

Estos es cuestión de Pandebono. Cali descrita por su salsa.

(…) dije eje transversal. Eso es la salsa a la hora de entender la identidad caleña, que se manifiesta entre maneras de divertirse y algunas curvas de la cotidianidad. Así lo sentí la tarde del sábado, 29 de julio, cuando Rafael Quintero me invitó a recorrer Cali, o por lo menos a intentarlo.

Lo primero que hicimos fue pasar por la 5ta, lo que me llevó a volver a recordar el tema Cali Ají, ese que, en el álbum Cielo de Tambores del Grupo Niche (1990), invita a la rumba- Si por la 5ta vas pasando/ es mi Cali Bella que vas atravesando…La canción viajaba con nosotros, en nuestros pensamientos; entonces entendí (valoré) la capacidad de descripción de Jairo Varela, que a través del Grupo Niche nos presentó una acertada acuarela de esta ciudad, de otros lugares del Pacífico y otros lugares de Colombia.  
Una parada se hizo necesaria. La pertinencia de Rafa, no solo como buen anfitrión, sino por el deseo de mostrarme esos símbolos identitarios de Cali, lo llevó a detenerse y comprar pandebono (o pan de Bono), un panecillo delicioso elaborado con harina de maíz, almidón de yuca fermentado, queso y huevo, el cual abunda e identifica la región del Valle de Cauca. Entre degustaciones, canté el muy recordado coro que reza: Esto es cuestión de pan de bono.

Luego nos fuimos al oriente, hacia los barrios más populares y donde hay "más salsa que pescao". Pasando por esta parte, fue necesario guardar silencio y escuchar a Rafa referirse de las audiciones que cada 8 días se realizan en los parques. Al mismo tiempo observaba las escaleras de caracol, de fabricación portentosa. También noté que sobresalía el uso de verjas de acero- así como en República Dominicana- las que adornaban las fachadas, pero cuyo rol esencial es la protección. De repente Rafa me alerta que estábamos próximos a cruzar el puente que nos llevaría a Juanchito. Entonces volvió la salsa…volvió Grupo Niche: Del puente para allá Juanchito/ del puente para acá está Cali/ en el medio de los dos pasa El Cauca buscando al Magdalena.

Juanchito pertenece al municipio de Candelaria; no obstante siento que contar de Cali y de su salsa, me obliga a contarlo. Es un uno de lo focos salseros más fuerte del área del pacifico colombiano. Allí han existido las más grandes salas de bailes, por donde han pasado importantes agrupaciones, del país y del extranjero. Sergio Santana me asegura que en estos momentos, allí la rumba es Casi nula; sin embargo, los locales cerrados dan fe de la importancia de esta comunidad a la hora de hablar de la historia de la salsa colombiana y en sentido general. Es señalada con propiedad cuando se trata de entender el ambiente gozoso, valorada como un importante referente. Si va hasta Juanchito/ baila suavecito, nos recuerda Guayacán Orquesta.   


No hay comentarios:

Publicar un comentario